Taller

GARBIBAI 2013

La segunda edición de GARBIBAI incluyó un taller dirigido por antipodes café y Basurama (ES) que contó con los objetos recolectados en la carrera y presentados en vía pública los días previos, como punto de partida para realizar una serie de obras a ser exhibidas en un centro de información de la cámara de comercio local. (Punto denda Fomento San Sebastián).


Punto de Partida

“Definimos DESECHO como todo aquello de lo que nos deshacemos, porque ya no lo necesitamos o porque ya no lo deseamos o queremos cerca. Definimos BASURA, además, como todo aquello que no queremos volver a ver y por ende intentamos ocultar. No queremos saber nada de ella en cuanto la sacamos a la puerta siguiendo el proceso político de turno, incluso desde antes, en cuanto empieza a estorbar los sentidos por más que tenga su propio escondite en la casa. En bolsas oscuras sube a camiones blindados que la esconden en vertederos también lejanos donde sabemos aproximadamente que se degradará, se unirá a la tierra, será destruida, cuanto menos procesada, esperamos que reciclada. ‘Ojos que no ven corazón que no siente’ susurra la tribuna. Nos resulta curioso el tirar la basura al río como una alternativa. Objetos casi nuevos que, pensamos, desaparecen al contacto con el agua. Nos ocultamos de ellos como los niños que, tapándose los ojos, se sienten invisibles. Sin ser destruidos, ni procesados, ni mucho menos reutilizados, pensamos que el río llevará esos objetos lejos de nosotros, a ese territorio – como en el de las ideas– que cuando se pone profundo hacemos como que no nos pertenecen, como que ya no son parte de nuestra tierra, de nuestro control. Sin embargo, con el Stand Up Paddle, podemos casi caminar sobre las aguas y fundirnos a ese dominio acuático tan lejano y tan cercano. Esta antigua modalidad de surf es un deporte para todos los públicos y adaptable a diferentes entornos acuáticos y permite así convertir a GARBIBAI sobre todo en un encuentro. E increíblemente, cuando logramos sacar esta basura del río, nos encontramos también con quienes las llevaron hasta allí, con esas historias de quienes lograron el reto imposible de dibujar una línea sobre el mar. ‘El río nunca es igual a sí mismo’, según el dicho clásico de Heráclito y de las varias filosofías más que lo han tomado como imagen del eterno movimiento del mundo, de la historia, del tiempo. Los tesoros que tiramos a los ríos anclan ese movimiento, al menos a un tiempo, a un momento en el que alguien quiso deshacerse de algo, ocultarse de algo. Sacar esas basuras y convertirlas en tesoros, más allá de enfrentar al ser humano con la basura que genera, se convierte en una manera de conocer y enfrentar nuestros miedos, como si estos volvieran del lugar donde queríamos esconderlos. Develamos así historias que quisieron ser ocultas y que no hacen más que reaparecer llenas de moho. Imaginar cómo llegaron allí y por qué, en cada caso, nos interesa tanto como su cantidad o el deseo innegable de un mar y un río vacío de miedos y llenos de respeto, y es por eso que los objetos sacados del agua son los personajes claves, además de todo el proceso que deviene en este Taller / Exposición.»

Alberto Nanclares (Basurama) + Felipe Ridao (antipodes café)


ORGANIZACIÓN

Gondolin Kluba

IDEA

antipodes café

DIRECCIÓN DEL TALLER

antipodes café + Basurama

PRODUCTOR GENERAL

Marcelo Díaz

GRACIAS

Arteleku
FCC
Rafa Zulaika (foto para la obra «Muralla China» por Marcelo Díaz)
Ladis Rasla (corte de tesoros para la obra «Muralla China» por Marcelo Díaz)
y a todos los participantes